cross_icon facebook_icon filter_icon grid-2-col_icon grid-3-col_icon instagram_icon location_icon search_icon wishlist_heart
0 artículos 0,00 €
Total (impuestos inc.) 0,00 €
Valider votre panier

¿Que cómo conocimos a Charlotte? Oh sí, fue hace 3 años, cuando una de nuestras compañeras tuvo la genial idea de regalarnos uno de sus preciosos kits (estampado sol sobre lino beige).

Luego nos contó la historia de esta excepcional diseñadora, que decidió lanzar sola su negocio de telas serigrafiadas, ubicada en Ravilloles, dentro de la Pépinière de l'Atelier des Savoir-faire. ¿En serio? No teníamos ni idea de que este lugar albergaba semejantes maravillas... Y, al parecer, no es la única.

 

Empecemos por el principio: con una licenciatura en empresariales (especialización en gestión de proyectos solidarios internacionales), Charlotte recorre el mundo desarrollando misiones, sobre todo en Haití y Madagascar.

Trabaja para organizaciones que financian a pequeñas empresas artesanales después del terremoto de 2010, o asesora al sector de la seda salvaje... Maravilloso... Es realmente hermoso...

 

En Mauritania, mientras trabajaba para una empresa especializada en energía solar, su espíritu creativo resurge al visitar, un poco por casualidad, un pequeño taller local de serigrafía. Fue como una revelación. Estaba decidido, ¡era eso lo que quería hacer!

 

Tras trabajar con tantos artesanos y medir la riqueza de su trabajo, ahora quería convertirse en uno de ellos.

 

Hay que decir que Charlotte siempre había sentido cierta inclinación por lo manual y tenía pasión por las telas bonitas. 

 

Fue entonces cuando se traslada a Haut-Jura y crea Kahobas.

Charlotte desarrolla su actividad como apasionada autodidacta (¡bravo, porque no es fácil!). Crea telas serigrafiadas a partir de sus propios motivos que se inspiran de forma evidente en sus viajes.

Vendidas en diferentes formatos, hacen las delicias de los tapiceros o de los particulares.

También confecciona telas personalizadas para algunos colaboradores.

Además, le encanta fomentar la creatividad de sus clientes, para ello Charlotte propone kits Do It Yourself y realiza talleres de costura.

 

De vez en cuando, en su página web podemos encontrar accesorios realizados por sus expertas manos (pero no demasiado a menudo, nos confiesa. Charlotte prefiere concentrarse en su verdadero valor añadido: el diseño y la fabricación de telas exclusivas, made in France y de calidad).

 

Como no podría ser de otra manera, la ética y la responsabilidad determinan sus elecciones: la tinta es a base de agua y la tela es de lino de Normandía o de algodón orgánico certificado (GOTS).

Respecto a los colores, aunque Charlotte admite su predilección por los tonos cálidos, se preocupa por ofrecer una paleta variada, para que todo el mundo encuentre lo que busca.

 

Y, por cierto, ¿cómo se hace todo esto?

Básicamente, la serigrafía es una técnica de estarcido (plantillas) que Charlotte te explica mejor que nosotros... aquí: https://www.kahobas.com/la-serigraphie

 

«Satisfacer mi creatividad es lo que me motiva. Mi mente es un jardín de ideas, necesito crear, inventar... Es lo que me hace feliz».

Cuando le pedimos que nos cite una palabra que defina su carácter, nos contesta humildemente: «proactiva».

Proactiva... Muy acertada, ¡y es tan cierto! No cabe duda de que sabe bien lo que es la iniciativa...

Nosotros añadiríamos imaginativa, valiente, simpática y emprendedora.

 

A Charlotte le gusta pensar que «cada pequeño proyecto y cada nuevo deseo es una aventura. ¡No es necesario ponerse la mochila y viajar hasta la otra punta del mundo para vivirla! »

En resumen, si buscas telas responsables y exclusivas confeccionadas con amor en Haut-Jura... ¡Este es tu sitio!

https://www.kahobas.com/